Convenio puso fin a controversias por Teatro Bolivar

El Teatro Bolívar de Loja será restaurado por el GAD Municipal y posteriormente entregado a la Universidad Nacional de Loja (UNL), quien se compromete a realizar todas las acciones administrativas. Este acuerdo se dio el martes 31 de mayo, firmado por el alcalde José Bolívar Castillo y el titular del Ministerio de Educación  Augusto Espinosa, en dicha cláusula se indica que “el inmueble será intervenido y restaurado emergentemente por parte del Donatario”.

Este  acuerdo pondría fin a la cantidad de controversias, iniciadas por parte del cabildo lojano cuando la noche del 7 de mayo los policías municipales ingresaron casi por asalto al Teatro y cambiaron las chapas de las puertas, aludiendo que el edificio pertenecía al Municipio de Loja, ya que según el alcalde, fue entregado por parte del Ministerio de Educación desde el  3 de septiembre de 2014 con escritura pública de esa fecha.

La Universidad Nacional de Loja (UNL), por su parte alegaba que históricamente el Teatro Bolívar le ha pertenecido, ya en  1913 funcionó  ahí la Facultad de Derecho,  y  en 1943 se lo decretó Patrimonio del alma Mater.

Al generarse esta disputa el alcalde presentó todos los documentos en que supuestamente se comprobaba la legalidad de la expropiación del inmueble, así también manifestó que la restauración del Teatro, entraba en la lista del proyecto de Regeneración Urbana, y que a más  de necesario era urgente dicha recuperación. Mientras que la UNL demostró a través de fotografías subidas a una red social, que esos documentos además de estar alterados, se encontraban incorrectos, con ello pretendían desmontar  la versión dada por José Bolívar Castillo alcalde de Loja.

La mayor parte de la ciudadanía respaldaba a la UNL,   aseguraban conocer  siempre  al Teatro Bolívar también como el Teatro Universitario, por esa razón algunos empleados y docentes se instalaron en las puertas del Teatro, para solicitar firmas de apoyo a la autonomía universitaria y al reconocimiento de la institución como dueña del inmueble.

Los estudiantes, por su parte, motivados por algunas autoridades  y por todo lo acontecido alrededor del tema, decidieron hacer marchas pacíficas divididas en áreas o carreras, pero al sentir que no les daba los resultados esperados, convocaron a una marcha general para el miércoles 25 de mayo, a las 10 de la mañana, a la cual asistieron algunos docentes, empleados y un gran número de estudiantes. La marcha que prometía ser pacífica resultó ser violenta y descontrolada, algunos habitantes tildaron a los jóvenes de vándalos y desocupados, mientras que otros defendían y apoyaban sus actos aludiendo que es  la única forma de que el alcalde entienda.

Al día siguiente algunos medios de comunicación  publicaban titulares como “Destruyen lo que defienden”, “Violenta marcha de universitarios en Loja”, etc. Esa marcha dejó consecuencias jurídicas, así como dos puertas del Teatro dañadas. Sin embargo esa manifestación obligó  a que las autoridades tanto del GAD Municipal Loja, como del Ministerio de Educación y la Universidad Nacional de Loja, apresuren los trámites para aclarar y llegar a un acuerdo inmediato para la restauración y definir en manos de quién quedará una vez terminada la restauración. Mediante ese convenio se intenta disipar todas las discusiones y desacuerdos suscitados.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s